¡El comino baja la diabetes!

 

Cada vez que sazonamos las comidas con hierbas o especias, estamos agregándoles s nuestros platos propiedades medicinales. El comino es una de ellas, ya que combate la diabetes, la anemia y hasta el asma.

El comino es una especia común que se encuentra en casa, porque se usa para las tradicionales empanadas de carne. Pero hoy ya se comprobó científicamente que sirve para mejorar la diabetes tipo 2 y otras enfermedades como la anemia e incluso el asma.

El comino es una planta originaria de Turquestán, pariente del hinojo, el coriandro y el anís. Ya sea como especia o como medicamento, se registra su uso incluso en el Antiguo Egipto, hecho constatado por la presencia de semillas en las tumbas de personas importantes de esta civilización. También se lo ha mencionado en escritos de la Biblia, en la Antigua Grecia y en la Antigua Roma. Con comino se elaboran dos licores muy conocidos: el Kummel y el Aqvavit y es un ingrediente del garam massala o curry de la India.

Para controlar la glucemia

Históricamente, el comino (Cuminum cyminum) y el comino negro ( Nigella sativa) se han utilizado en forma medicinal – por la medicina ayurvédica sobre todo – para tratar síntomas tales como diarreas, gases intestinales o enfermedades del aparato respiratorio. Sin embargo la investigación científica en Occidente sobre sus efectos en la salud de estas especias, indica que sus beneficios van mucho más allá de eso.

Dos de los beneficios para la salud que pueden ser de interés especial para la mayoría de las personas, son sus efectos antidiabéticos y antiasmáticos. En un estudio realizado en 2010 encontraron que las semillas de comino negro mejoran el control glucémico en pacientes con diabetes tipo dos. En este estudio combinaron las semillas con medicamentos antidiabéticos regulares. Noventa y cuatro pacientes fueron divididos aleatoriamente en tres grupos, los cuales recibieron diferentes dosis de las semillas de comino; ya sea uno, dos, o tres gramos por día, durante tres meses.

El grupo que recibió los dos gramos de semillas de comino por día, experimentó mayores resultados, porque se redujo su nivel de glucosa en la sangre en un promedio de 62 mg/dl a las ocho semanas. Los otros grupos de dosis bajas y altas, también experimentaron reducciones en la glucosa en la sangre, pero ninguno obtuvo los mismos resultados como los que recibieron la dosis de dos gramos por día. Los creadores de ese estudio concluyeron que: “Los resultados de este estudio indican que una dosis de dos gramos al día de Nigella sativa, puede ser un adyuvante beneficioso para los agentes hipoglucemiantes orales en pacientes con diabetes tipo dos.” El efecto podría residir en que estas semillas aumentan la sensibilidad a la insulina, que es el grave problema de los enfermos de diabetes 2 en grados leves y moderados, ya que el organismo ha desarrollado una resistencia a la insulina, sustancia producida por el páncreas que es la responsable de bajar el nivel de azúcar en la sangre. Las células beta del páncreas entonces cada vez producen más insulina pero a la vez se agotan y dejan de trabajar, por lo que en un estado avanzado los diabéticos 2 pueden necesitar insulina.