Para la hipertensión, ajo negro.

El ajo negro es fundamental para los casos de hipertensión, ya que contiene quercitina, que es un flavonoide con propiedades analgésicas, vasodilatador, anti-artríticas, antibacteriales, antigripales, anti-asmática y anti-diabéticas. Sus beneficios para el organismo son:

– Tiene efecto hipotensor y, por eso, es saludable para personas con presión alta.

– Reduce el colesterol malo y el nivel de lípidos en sangre. Por ello, ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

– La alicina, uno de sus principales componentes, fortalece el sistema inmunitario y aumenta las defensas del organismo, en especial durante los procesos alérgicos.

– Es un energizante natural y un vigorizante corporal, ideal para ser consumido por deportistas y atletas de alto rendimiento. También combate el estrés y la depresión.

– Limpia los riñones y es protector de las arterias, ya que contribuye a evitar su calcificación.

– Regulariza el tránsito intestinal y favorece la digestión.

– Por su alto contenido de fósforo y azufre, actúa como un sedante especial para los nervios. Además, ayuda a regularizar el sueño.

– Es bueno para quienes sufren asma y otros problemas respiratorios.

– Ayuda en la cicatrización de heridas y en el fortalecimiento óseo.

– Mantiene activas las neuronas.

 

 

La dosis recomendada es un diente de ajo negro por día, preferentemente en ayunas, durante 3 meses. Descansar 10 días, y reiniciar la toma. Con respecto a los comprimidos, se aconseja de 2 a 3 por día. La pasta de Ajo Negro, con una cucharita tamaño café, es suficiente.

 

Màs info: Ajo Kuro y se puede adquirir en Ajo Negro Kuro