Cómo potabilizar el agua en 4 pasos

El agua puede ser una fuente importante de microorganismos infecciosos que transmiten enfermedades. Es por ello que, tanto para beber como para cocinar o lavarse los dientes, es importante desinfectarla. Esto es posible hirviéndola durante tres minutos o desinfectándola de la siguiente manera:

  • Colocar el agua en un recipiente limpio y agregar dos gotas de lavandina por cada litro de agua. En caso de que el agua sea muy turbia, utilizar cuatro gotas de lavandina por cada litro de agua.
  • Mezclar bien y luego dejar reposar el agua tratada durante 30 minutos. El agua debidamente desinfectada debe tener un leve olor a cloro. De no ser así, repetir la dosis y dejar reposar durante 15 minutos más.
  • Luego, se puede eliminar el sabor a lavandina del agua tratada pasándola por recipientes limpios varias veces.
  • Finalmente, utilizar un filtro para quitar los materiales suspendidos en el agua.