¿Qué revelan las uñas sobre la salud?

Uñas amarillas
Las uñas pueden volverse amarillas con la edad o por utilizar uñas postizas o esmaltes. Fumar también puede mancharlas de un tono amarillento. Si sus uñas están gruesas, partidas y amarillas, es posible que tenga una infección fúngica.
Con menor frecuencia, las uñas amarillas podrían estar relacionadas a enfermedades de la tiroides, diabetes, psoriasis o enfermedades respiratorias (como bronquitis crónica).

Uñas secas, agrietadas y quebradizas
Su estilo de vida puede jugar un papel fundamental en este caso, como pasar mucho tiempo con las manos en el agua (al lavar los platos, nadar, etc.), usar quitaesmalte o estar frecuentemente expuesto a sustancias químicas (como productos de limpieza), o vivir en una región con poca humedad.
Las uñas agrietadas y partidas también pueden deberse a una infección fúngica o a una enfermedad de la tiroides, en especial al hipotiroidismo. Las uñas quebradizas pueden revelar una deficiencia de vitaminas A y C o de vitamina B biotina.

Acropaquia
La acropaquia es cuando las puntas de los dedos se agrandan y la uña se curvea hacia abajo. Puede ser una señal de poca oxigenación en la sangre y está relacionada con las enfermedades de los pulmones. La acropaquia también puede estar relacionada a las enfermedades del hígado o riñones, condiciones cardíacas o enfermedades intestinales.

Manchas blancas
Las pequeñas manchas blancas generalmente son ocasionadas por el trauma en las uñas. No son un motivo de preocupación y desaparecerán o se curarán por sí solas. Aunque menos común, las manchas blancas que no desaparecen podrían deberse a una infección fúngica.

Líneas horizontales
Las líneas horizontales pueden deberse al trauma o a una enfermedad grave con fiebre alta. Las líneas horizontales también podrían ser ocasionadas por psoriasis, diabetes incontrolada, enfermedades circulatorias o una deficiencia grave de zinc.
La decoloración horizontal puede deberse al envenenamiento con arsénico, enfermedad de Hodgkin, malaria, lepra o envenenamiento por monóxido de carbono.

Líneas verticales
Las líneas verticales son generalmente un signo normal del envejecimiento y no son un motivo de preocupación. Pueden volverse más prominentes cuando envejece. En algunos casos, las líneas de las uñas también pueden deberse a la deficiencia de nutrientes, como vitamina B12 y magnesio.

Uñas de cuchara
Las uñas que se curvean hacia arriba en las orillas, de forma parecida a una cuchara, pueden ser una señal de anemia por deficiencia de hierro, hemocromatosis (exceso de absorción de hierro), enfermedades cardiacas o hipotiroidismo.

Marcas
Si sus uñas tienen múltiples marcas o golpes, a menudo es una señal de psoriasis. Las marcas en las uñas pueden deberse también a los trastornos conectivos del tejido o alopecia areata, una enfermedad autoinmune que causa la pérdida del cabello.

Uñas blancas con una línea rosa
Si sus uñas son casi blancas con una delgada línea rosa en la punta podría ser una señal de enfermedad hepática, insuficiencia cardiaca congestiva, insuficiencia renal o diabetes. Algunas veces, también se deben al envejecimiento.