Consejos para combatir la claustrofobia

La claustrofobia es una fobia específica por la cual la persona reacciona con desesperación por miedo a ahogarse o sofocarse al quedar en el interior de un lugar cerrado. Puede desatarse frente a cualquier espacio reducido.
La claustrofobia pertenece a los trastornos de ansiedad y se trata de la fobia al encierro. Esto significa que el sujeto que la padece evita los lugares que tienen que ver con el encierro -ascensores, viajar en avión, aglomeramiento de gente, etc…- por la ansiedad excesiva que le generan los lugares cerrados.

¿Cómo actuar en caso de encierro en un ascensor?
Desde el interior del ascensor:
• No intentar salir por los propios medios, forzando la puerta, bajo ningún punto de vista.
• Mantener la calma. Los nervios no solucionan nada y agravan la situación.
• Estructurar el tiempo. Es muy importante establecer una batalla y focalizarse en temas que nos interesan y nos generan placer. La mente necesita pensar y resolver algo agradable, no evocar recuerdos fugaces. Lo recomendable es realizar tareas mentales, tratar de resolver algún problema concreto de nuestra vida o planificar proyectos.
• Respirar pausado. La respiración diafragmática, que consiste en inspirar profundamente, (empujando el diafragma hacia abajo) y exhalar lentamente, permite disminuir el ritmo cardíaco y respiratorio y restablecer la calma a nivel físico, primero, y luego a nivel emocional. Además, se evitan mareos y los síntomas propios de la ansiedad.
• El humor como herramienta. Es el mejor remedio para desdramatizar la situación y no desesperarse. Tener en cuenta que aunque el tiempo parezca interminable, la situación es pasajera y luego se convertirá en una anécdota.

Medidas que pueden ayudar a la persona claustrofóbica
1. Asegurarse de la cercanía de la salida
2. Verificar que no haya ningún impedimento en la salida
3. Chequear el buen funcionamiento del ascensor y de la alarma
4. Ir acompañado durante el viaje
5. Recordar situaciones anteriores donde no ocurrió nada
6. En muchos casos, la persona afectada necesita ubicarse inmediatamente en los lugares de salida, cerca de las puertas, y verificar que no se cierren.

Asesoró: Psicólogo Santiago Gómez (MN 15.159)

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*