Por qué los gordos tienen alto riesgo de insuficiencia cardíaca

Cada tercer domingo de octubre, desde el año pasado, en Argentina se celebra el Día Nacional de la Lucha contra la Obesidad. De acuerdo con las últimas encuestas, seis de cada diez argentinos tienen sobrepeso y de esos seis, dos se consideran obesos. Y esto causa problemas de salud diversos, pero sobre todo sube el riesgo en la salud cardiovascular.

“Aunque uno no tenga otros factores de riesgo, la obesidad por sí sola aumenta el riesgo cardiovascular. Los pacientes obesos con enfermedad del corazón son generalmente 10 años más jóvenes que aquellos con peso normal. Se ha demostrado que la obesidad duplica el riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca, ya que favorece la aparición de anomalías en la estructura cardiovascular y en el funcionamiento del corazón”, cuenta el Dr. Hernán Provera, médico cardiólogo y Jefe del Departamento de Riesgo Cardiovascular de INEBA

Algunos estudios han demostrado que las personas con sobrepeso a lo largo de toda su vida tienen muchas más probabilidades de padecer un aumento de la masa ventricular izquierda del corazón y del grosor relativo de la pared. Además, cuanto más temprana sea la edad en que tenga sobrepeso una persona, mayor será el agrandamiento del tamaño de su corazón en los años posteriores de su vida.

Los expertos señalan que una persona con sobrepeso en sus veintitantos años tendrá un corazón un 7% más pesado a los 40 años, que aquellos que presentaron sobrepeso a partir o luego de los 60 años.

“Debido a que el tratamiento de la obesidad es difícil y con frecuencia fracasa, es preferible prevenir el sobrepeso a tratarlo una vez desarrollado. La educación en nutrición, que empieza en los colegios, puede proporcionar a las personas información y quizá motivación para que siempre equilibren el consumo con el gasto de energía. Mantener un alto grado de actividad es sumamente útil para lograr este objetivo”, dice Provera, quien en INEBA trabaja conjuntamente con una nutricionista para el tratamiento de estos pacientes.

Las personas con sobrepeso u obesidad deben revisar su dieta y el ejercicio que realizan. Si uno logra reducir su peso en un 10%, la probabilidad de presentar una enfermedad cardiovascular grave se reduce en los próximos años. Esto se debe principalmente a que al reducirse la grasa del cuerpo también se reduce el desarrollo de las placas de ateroma, lo que consigue mejorar la tensión arterial, además de que también se reduce la grasa en sangre (colesterol y triglicéridos) y en las personas con diabetes, también logra mejorar el azúcar.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*