5 remedios para el reflujo gástrico

Comer grandes cantidades de alimentos procesados y azúcares puede causarle acidez y reflujo gástrico esofágico, ya que altera el equilibrio bacteriano en el estómago y el intestino. Existen remedios naturales que pueden ayudarlo a prevenir y combatir la acidez y el reflujo.

-Vinagre de manzana crudo y sin filtrar: puede mejorar fácilmente el contenido de ácido del estómago al tomar una cucharada de vinagre de manzana crudo y sin filtrar con un vaso grande de agua.
-Bicarbonato de sodio: la mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en un vaso con agua puede aliviar la quemadura del reflujo, ya que ayuda a neutralizar los ácidos del estómago. No es recomendable como una solución habitual, pero seguro que puede ayudarle ante una emergencia cuando tenga dolor insoportable.
-Jugo de aloe vera: el jugo natural de aloe ayuda a reducir la inflamación, lo que puede aliviar los síntomas de reflujo. Beba aproximadamente 1/2 taza de jugo de aloe vera antes de las comidas. Si quiere evitar el efecto laxante, busque una marca que haya eliminado el componente laxante.
-Raíz de jengibre o té de manzanilla: se ha descubierto que el jengibre tiene un efecto gastroprotector al bloquear el ácido y al suprimir la bacteria H.pylori. Añada dos o tres rodajas de raíz de jengibre fresco a dos tazas de agua caliente. Deje reposar durante media hora. Beba unos 20 minutos más o menos antes de la comida. Antes de dormir, pruebe una taza de té de manzanilla, que puede ayudarle a aliviar la inflamación del estómago y ayudarle a dormir.
-Olmo americano: el olmo resbaladizo cubre y suaviza la boca, la garganta, el estómago y los intestinos y contiene antioxidantes que pueden ayudar a abordar las enfermedades inflamatorias intestinales. También estimula las terminales nerviosas en el tracto gastrointestinal. Esto ayuda a aumentar la secreción de moco, que protege el tracto gastrointestinal contra las úlceras y el exceso de acidez. Vierta dos tazas de agua hirviendo sobre dos cucharadas de corteza de olmo en polvo, luego deje reposar durante tres a cinco minutos. Tómelo tres veces al día.