4 recomendaciones para cambiar los hábitos alimenticios

Es posible cambiar los hábitos de alimentación sin que sea necesario aumentar los gastos mensuales. Por el contrario, algunos de ellos incluso le ayudarán a ahorrar y a tomar conciencia de lo que ingiere a diario.

Llevar un registro de comidas y emociones: el ejercicio de anotar todo lo que come y toma durante al menos una semana le permite entender cómo come, por lo que es el primer paso para lograr el autocontrol y un cambio de conducta. También puede tomar nota de los sentimientos que se le cruzan por la cabeza.

Ejercicio económico: La actividad física es una aliada del plan de alimentación saludable. Una caminata o trote de 30 minutos al día al aire libre tiene un costo de cero pesos y mostrará resultados en su cuerpo y en su estado de ánimo muy pronto.

Medir las porciones: controlar el tamaño las porciones que consume es fundamental para bajar de peso. Para ello es importante saber leer las etiquetas de los productos y utilizar la cantidad indicada, que seguramente es inferior a la que está acostumbrado.

Reducir la ingesta de jugos y gaseosas: reemplazar las costosas bebidas light por agua es una opción más saludable y que no aporta calorías.

Asesoró: Prof. Dra. Andrea R. Miranda (MN. 149.634), médica nutricionista