Remedios caseros para combatir el eccema

Si bien no es un cuadro peligroso ni contagioso, puede causar enrojecimiento, hinchazón y picazón en la piel. Aquí algunas ideas para calmar sus molestas manifestaciones:

  • Compresa de manzanilla: Agregar manzanilla seca en una taza de agua hirviendo y dejar en infusión durante 15 minutos. Colar y dejar enfriar la preparación. Luego, mojar un trozo limpio de gasa y aplicar sobre la zona afectada. Dejar la gasa puesta 20 minutos. Puede aplicar este remedio tres veces al día hasta que la inflamación disminuya.
  • Ungüento de zanahorias: Pelar y hervir tres zanahorias. Cuando estén bien blandas, machacar la pulpa hasta obtener una pasta suave. Aplicar sobre las zonas afectadas y dejar actuar durante 15 minutos. Retirar con agua fresca.
  • Cura de pepinos: Cortar un pepino grande en rodajas muy finas y colocarlas en un recipiente con agua. Dejar reposar durante dos horas y, luego, filtrar las rodajas a través de una tela muy fina o un tamiz. Aplicar la preparación resultante sobre la zona que tiene eccema para refrescarla y aliviar el picor.
  • Baño de infusión calmante: Hervir 50 gramos de cola de caballo en un litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y dejar reposar. Colar y agregar al agua del baño. Sumergir la zona afectada, o el cuerpo entero, por 10 minutos.
  • Infusión de bardana: Colocar dos cucharadas de esta hierba en una taza de agua hirviendo. Tapar y dejar reposar. Colar y tomar una taza a diario.