4 señales de una alimentación deficiente

Cuando la alimentación no es balanceada y falta algún nutriente en particular por largos períodos de tiempo el cuerpo puede manifestarse de diferentes formas.

Cansancio excesivo
Este suele ser uno de los primeros síntomas de la anemia; la más común es por falta de hierro, pero también puede ser por falta de vitamina B12 o de ácido fólico. Se acompaña de palidez en labios y conjuntivas. La clave es ingerir más carnes (vaca, pollo y pescado) y acompañarlas con un cítrico.

Piel, ojos y boca secos, orina oscura y de olor intenso
Puede ser indicio de deshidratación. Es necesario verificar la cantidad de líquidos que se están consumiendo y que no existan pérdidas grandes (sudoración, vómitos, diarreas).

Pies y manos hinchadas
Puede indicar retención de líquidos. Esto es frecuente en embarazadas cuando hay altas temperaturas. Disminuir la cantidad de sodio en la alimentación puede resultar beneficioso.

Dificultad para ir al baño
Puede haber varias causas, desde el bajo consumo de fibras y líquidos, o falta de actividad física. Incluir en la dieta más frutas con cascara y verduras de hojas verdes sobre todo.

Asesoró: Lic. Lucía Molina, MN5179 – Nutricionista

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*