4 propiedades terapéuticas de la bardana

* Depurativa y diurética: Esta acción se debe a su contenido en aceite esencial y sales minerales potásicas. Por ello, es una gran ayuda para las personas que requieren un aumento en la cantidad de la orina como en los casos de gota, hipertensión arterial, retención de líquidos e infección urinaria.

* Digestiva: La raíz de esta planta contiene inulina y mucílago, sustancias que poseen un efecto calmante sobre el tracto intestinal, mejoran la digestión y actúan como un suave laxante.

* Antiséptica, antibacteriana y cicatrizante: Las hojas de la bardana se pueden usar externamente en forma de compresas para el tratamiento de diversos problemas cutáneos. También es muy útil para contrarrestar la seborrea.

* Ligeramente hipoglucemiante: Por este motivo puede emplearse como coadyuvante en el tratamiento de la diabetes, contribuyendo a disminuir las dosis de los fármacos o la insulina empleada. Su consumo siembre debe ser supervisado por un médico.