¿Cuándo preocuparse por los olvidos?

“El primer síntoma más común de la enfermedad de Alzheimer es el olvido. No obstante, puede ser complicado distinguir entre la pérdida de memoria debida a la edad y la que es producto del Alzheimer”, explica el Dr. Ronald Petersen, neurólogo del Centro para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.
El especialista explica que a medida que la gente envejece, disminuye en el cerebro la cantidad de células o neuronas. Eso puede hacer difícil aprender nuevas cosas o recordar palabras conocidas. Los ancianos pueden, por ejemplo, tener dificultad para recordar los nombres de personas conocidas o problemas para encontrar los lentes o las llaves del auto. Sin embargo, en la mayoría de casos, esas lagunas mentales no son señales del comienzo de la enfermedad de Alzheimer.
“El tipo de olvido que es preocupante implica olvidar información que antes siempre se hubiese recordado. Por ejemplo, faltar a un evento social preferido como el juego semanal de golf, o pasar por alto en el calendario algo que una persona normalmente hubiese considerado prioritario como una cita médica. Si eso ocurre de vez en cuando, posiblemente no sea motivo de preocupación; pero cuando alguien empieza con regularidad a tener problemas para hacer esas conexiones, entonces es hora de ir al médico”, indica el Dr. Petersen.
Además, se debe estar alerta cuando las lagunas mentales conducen a problemas en la vida cotidiana o empieza a haber dificultades para realizar tareas mentales. El neurólogo ejemplifica: “Sentirse abrumado o confundido por tener que tomar decisiones; tener dificultad para conducir; irritarse o enfadarse cuando es necesario concentrarse mentalmente para terminar un trabajo; perderse camino a lugares conocidos; y/o tener problemas para seguir instrucciones paso a paso”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*