Remedios caseros con ciprés

  • Baños para sabañones: Posee propiedades antiinflamatorias, gracias a los taninos que posee. Pueden realizarse baños de pies o de manos, con la decocción de 3 cucharadas de ramitas secas de ciprés por litro de agua. Se sugiere practicar estos baños una vez al día, o cuando se presente algún síntoma.
  • Pomada para várices: Para prepararla, machacar 25 gramos de hojas secas y mezclar con 100 gramos de vaselina. Llevar a baño de María, a fuego lento, por 15 minutos, revolviendo con cuchara de madera hasta homogeneizarla. Filtrar en caliente.
  • Jarabe para la tos: Colocar en un litro de agua 8 gramos de hojas frescas de ciprés y dejar reposar durante dos horas. Luego de ese tiempo, agregar medio kilo de miel y calentar a fuego moderado hasta evaporar y obtener un producto espeso. Tomar 3 cucharadas diarias en caso de catarros.
  • Infusión antidiarreica: Verter 10 gramos de hojas frescas en un litro de agua. Dejar reposar durante 15 minutos tapada y filtrar. Agregar medio litro de agua más y beber cuatro tazas diarias.
  • Corteza para problemas digestivos: Colocar 2 gramos de corteza en medio litro de agua y hervir durante dos minutos. Dejar reposar tres minutos tapado, filtrar y beber dos tazas al día.